miércoles, 19 de julio de 2017

La muerte de Isolda, un fragmento de la ópera de Wagner "Tristán e Isolda"

En Tristán e Isolda, Wagner hace una versión preciosa de la famosa leyenda de amor de origen celta. Cuando Isolda llega al lecho donde languidecía su amado Tristán, lo encuentra muerto, por lo que ella muere poco después a su lado, convirtiendo su idilio en encuentro eterno de la literatura universal.

Los papeles de Tristán e Isolda están considerados los más difíciles del canto en general, son muy exigentes para los cantantes protagonistas, teniendo en cuenta además que la ópera wagneriana dura unas cuatro horas más o menos.

Wagner musicó así el final de Isolda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envía tus comentarios