viernes, 25 de mayo de 2012

BERTOLT BRECHT Y LA CRISIS

¡Vaya, qué coincidencia! He estado leyendo estos días una obra de Brecht, de 1948, Los días de la Comuna, donde el famoso dramaturgo alemán cuenta cómo fue el alzamiento popular de 1871 en París. Los indignados de entonces, pa que nos entendamos. Y miren ustedes qué cosas, lo que le pasa uno cuando lee a estos "rojos" y revolucionarios autores... Resulta que encuentro un párrafo en donde un revolucionario... En fin, léanlo ustedes, imaginen que se refiere a España, y no a Francia, cambien la palabra "guerra" por la palabra "crisis" y donde pone "Bismarck" pongan "Angela Merkel" y verán. Allá va:


             "VOZ DE VARLIN. Ciudadanos, ¿por qué esa intentona? Para que Francia, privada de sus últimas armas, sea abando­nada a las desorbitadas exigencias de Bismarck y al mis­mo tiempo, desvalida, sea la única en pagar esas exigen­cias. ¡Para que los que han hecho esta guerra criminal puedan hacer que la paguen los que derramaron su san­gre en ella! Para que los excelentes negocios de la guerra puedan transformarse ahora en los excelentes negocios de la paz. Ciudadanos guardias nacionales, la Comuna exigirá que los diputados, senadores, generales, fabri­cantes y grandes propietarios, sin olvidar la iglesia, que son los responsables de la guerra, ¡paguen los cinco mil millones a los prusianos y vendan para ello sus posesio­nes!
           Grandes aplausos. Han entrado en la sala los alcaldes.
           LA VOZ. El comité central saluda al alcalde de París.
          VOZ DEL ALCALDE. Éste es el ayuntamiento de la ciudad de París. Ustedes lo han ocupado militarmente. ¿Pueden decirnos con qué derecho?
          UNA VOZ. En nombre del pueblo, monsieur le Maire. Consi­dérense como sus huéspedes y sean bienvenidos.
           Protestas.
           VOZ DEL ALCALDE. Sabéis lo que significa esa respuesta. Di­rán: lo que quiere esa gente es la Revolución.
           GRITO. ¿Cómo que quiere? La revolución está aquí. ¡Mira a tu alrededor!”

                (Bertolt Brecht, Los días de la Comuna. Turandot o El congreso de los blanqueadores. Trad. Miguel Sáenz, Madrid, Alianza, 2001, escena 4, p. 34)

               Y para acabar, fíjense en la reacción de los poderosos, o sea, de los alcaldes, de los políticos: "¡Rojos!, ¡Subversivos!, ¡Revolucionarios!, ¡Anti-sistema!"

                 ¿No les recuerda algo? ¿Dónde habré yo oído eso antes?

             ¡Vaya! Año 1871, año 1948, año 2012. ¡Parece que, por nosotros los humanos, no pasa el tiempo!


Más información

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios