jueves, 5 de marzo de 2015

"Don Juan Tenorio" en el Teatro Principal de Zaragoza

La temporada está siendo fantástica en Zaragoza, a pesar de tanta crisis en el ámbito cultural.

Hace poco, veíamos en las tablas de nuestro teatro Larga marcha del día hacia la noche, de Eugene O'Neill.

Ahora viene una versión renovada del Don Juan Tenorio, á cargo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, dirigida por la magnífica Blanca Portillo, con un texto adaptado por el dramaturgo Juan Mayorga. Nada que ver con el seductor de Tirso de Molina. Ni con el crápula redimido por amor de Zorrilla. Así lo explica la directora:

"La imagen de Tenorio me acompaña desde hace años. Nunca he podido entender cómo un personaje así se ha convertido en un mito, en un icono abanderado de la libertad y la transgresión, la representación del seductor de mujeres como valor en sí mismo... 
Hoy siento la necesidad de subir al escenario a este personaje, tantas veces representado y, creo, tan pocas veces entendido. Subirle al escenario y radiografiar sus comportamientos, sus acciones, sus palabras, para mostrar lo que siempre he sentido que existía tras ellas: un modelo de destrucción, de falta de empatía, de crueldad, de desprecio por la vida propia y ajena, de incapacidad para construir... Más allá de la época en que Zorrilla crea el personaje y más allá del tiempo en el que el autor coloca la acción de su obra, Tenorio es un ser humano que sigue latente en el inconsciente de esta sociedad, de la nuestra.
Tenorio no es un héroe. Es alguien que huye de su propio vacío, llevándose por delante todo aquello que se cruce en su camino. No es un luchador en busca de un mundo mejor, de un cambio en el sistema, no es un buscador de belleza. Tenorio es hoy el vivo retrato del desprecio por los demás.
Vivimos en un mundo en el que ese desprecio se hace cada día más patente. Sobrevaloramos a quienes destruyen, a quienes roban, matan, o violan las leyes... En nuestro país seguimos pensando, aunque en ocasiones lo ocultemos, que esas personas son admirables, son... "los listos" y los demás unos tontos que vivimos sujetos y amordazados en el redil.
Yo creo profundamente en el respeto por los demás. En valores morales y éticos que Tenorio destruye sistemáticamente. Creo que ya va siendo hora de que alguien llame a Tenorio por su nombre."

Para no perdérselo.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios