miércoles, 1 de mayo de 2013

Miércoles, 1 de mayo de 2013, Día Internacional del Trabajo


Este año tenemos que celebrar el Día Internacional del Trabajo con una triste plusmarca: en España hay más de seis millones de parados, y lo malo es que no se ve a corto plazo una solución. Aunque nunca conviene dejar de ser optimista.

Traemos aquí unas notas para explicar el origen de esta celebración, que comenzó en 1898 y es la jornada más reivindicativa del movimiento sindical internacional. Se celebra en Europa, Latinoamérica y los países comunistas (China, Corea del Norte, Vietnam, Cuba).

En 1889 se propuso recordar a los "Mártires de Chicago", sindicalistas anarquistas que participaron en 1886 en la ciudad estadounidense en una marcha a favor de la jornada laboral de ocho horas. Como la marcha terminó con la revuelta de Haymarket, los sindicalistas fueron ejecutados. Esa es la razón de que Estados Unidos celebre el Labor Day no en mayo, como todo el mundo, sino en septiembre, como hacen sus vecinos canadienses. Para los americanos, el asunto de la ejecución era algo que preferían olvidar, más que recordar. Además, el presidente de entonces, Grover Cleveland, pensaba que el recuerdo de los Mártires podría dar alas al socialismo americano, por lo que... Bueno, mejor cambiar de fecha.

Hay otros países (Australia, Nueva Zelanda) que también tienen su Día del Trabajador, pero en otras fechas distintas al 1 de mayo. Y también hay países, como Japón o Corea del Sur, que reconocen el Día del Trabajo pues eso... ¡Trabajando!

Por último, hay que decir que hasta la Iglesia católica dio su apoyo a la fecha elegida como Día Internacional del Trabajo: en 1954 el papa Pío XII reconoció la jornada y la declaró festividad de San José Obrero. Quedaba así cristianizada otra fiesta pagana (¡Vaya, juraría que eso de "cristianar" las cosas seculares me suena de algo!)


ÚLTIMAS PALABRAS DE LOS MÁRTIRES DE CHICAGO

"Solamente tengo que protestar contra la pena de muerte que me imponen porque no he cometido crimen alguno... pero si he de ser ahorcado por profesar mis ideas anarquistas, por mi amor a la libertad, a la igualdad y a la fraternidad, entonces no tengo inconveniente. Lo digo bien alto: dispongan de mi vida."
Adolf Fischer

"El principio fundamental de la anarquía es la abolición del salario y la sustitución del actual sistema industrial y autoritario por un sistema de libre cooperación universal, el único que puede resolver el conflicto que se prepara. La sociedad actual sólo vive por medio de la represión, y nosotros hemos aconsejado una revolución social de los trabajadores contra este sistema de fuerza. Si voy a ser ahorcado por mis ideas anarquistas, está bien: mátenme."
Albert Parsons

"Honorable juez, mi defensa es su propia acusación, mis pretendidos crímenes son su historia. Puede sentenciarme, pero al menos que se sepa que en el estado de Illinois ocho hombres fueron sentenciados por no perder la fe en el último triunfo de la libertad y la justicia".
Hessois Auguste Spies



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios