jueves, 8 de octubre de 2015

Llegan las "electrolineras"


Con las revoluciones científicas llegan las revoluciones terminológicas. La lengua cambia a medida que cambia la sociedad.

Recientemente ha aparecido la noticia de que en Zaragoza habían inaugurado una innovadora y puntera "electrolinera", una gasolinera para coches eléctricos.

Según la Fundéu (Fundación del Español Urgente) el neologismo electrolinera es adecuado para definir las estaciones de servicio que dispensan energía para recargar las baterías de los automóviles eléctricos. La palabra está formada a partir de otros dos términos: electricidad gasolinera, de manera que la electrolinera no es el sitio donde venden "electrolina", sino electricidad, sustitutivo del combustible tradicional (la gasolina) en los coches eléctricos.
Además de otras denominaciones explicativas como estación de carga (eléctrica), estación de recarga de vehículos eléctricos, estación de servicio ecológica o punto/poste de recarga, el término electrolinera resulta apropiado para referirse a este tipo de estaciones de servicio.

Ejs.: «En enero de 2012 Chile inauguró el primer centro para cargar autos eléctricos, o electrolinera, en un parqueadero público», «Mérida se abre al coche eléctrico con una red de electrolineras».

El sufijo -era (y su masculino -ero) es un derivativo que sirve para crear sustantivos. Indica:

  • lugar donde se hace alguna actividad, por ejemplo: (de bolo >) bol-era, (de gasolina >) gasolin-era, (de fósforo >) fosfor-era, (de candil >) candel-ero (con sufijo masculino -ero), (de coche >) coch-era, (de fregar >) fregad-ero/-a (con sufijo masc./ fem. -ero/-era, dependiendo de las zonas geográficas).
  • También indica recipiente, instrumento: (de aceite >) aceit-era, (de vinagre >) vinagr-era, (de salsa >) salsera, (de ensalada >) ensalad-era, (de leche >) lech-era, (de café >) cafet-era, (de >) tet-era, (de chocolate >) chocolat-era, (de yogurt >) yogurt-era, (de ceniza >) cenic-ero (con sufijo masculino), (de podar >) podad-era, (de regar >) regad-era, (de enredar >) enredad-era...
  • O material: (de vidrio >) vidri-era.
  • O conjunto: (de tomate >) tomat-era, (de cristal >) cristal-era, (de refrán >) refran-ero (con sufijo masculino).
  • A veces, también puede indicar carencia o estado deficiente: (de sordo >) sord-era, (de ciego >) cegu-era, (de borracho >) borrach-era...
  • Un valor muy usual de -ero / -era es oficio o afición: futbol-ero, bodegu-era, dulz-ero, enferm-era...
A veces, el lugar termina en el sufijo -ería (asociado a tienday entonces, -ero / -era indica la persona que realiza el oficio. Por ej.: panad-ería, panad-ero, panad-era; reloj-ería, reloj-ero, reloj-era; zapat-ería, zapat-ero, zapat-era; pastel-ería, pastel-ero, pastel-era...

Si el lugar termina en el sufijo -era, entonces pueden coincidir la palabra que designa el lugar y la que designa el oficio. Ej.: gasolin-era (lugar donde sirven gasolina y mujer que trabaja allí). Es previsible que lo mismo ocurra con electrolin-era (recinto para la carga eléctrica de automóviles y mujer que trabaja allí), pero la ambigüedad siempre quedará resuelta por el contexto, como en casos similares de otros sustantivos: la policía (colectivo de policías, mujer agente).

El sufijo -era / -ero tiene una variante culta, -ario / -aria, que también posee varios valores y puede significar oficio, conjunto, instrumento, etc. Ej.: empres-ario/-a, mercen-ario/-a, hor-ario, honor-ario-s, herbol-ario, os-ario, di-ario, anu-ario, diccion-ario, vecind-ario, arm-ario... Además, ambos sufijos, -ero/-era y -ario/-aria, sirven también para creer gentilicios: brasil-ero, haban-ero, canfran-ero, can-ario, sam-ario, ario...

En fin, que la lengua es algo vivo y va adaptándose a las necesidades de cada momento. Un instrumento tremendamente dúctil que facilita la comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios