jueves, 5 de noviembre de 2015

Los nuevos géneros literarios: la novela gráfica


La novela gráfica es, como su propio nombre indica, una novela dibujada. Algo parecido a la historieta de cómic tradicional, pero con las pretensiones narrativas de una novela. La novela gráfica se define por su intento de buscar la respetabilidad literaria, es decir, intenta ser mucho más que un cómic o tebeo, quiere ser una historieta, pero con la narratividad propia de una gran obra literaria. También se la ha denominado como picture novella, graphic memoir o illustrated novella. Así la define la Wikipedia:

"Novela gráfica es un término controvertido, que puede referirse tanto a un formato de publicación, como a un tipo moderno de historieta para adultos o lectores maduros surgida a finales del siglo pasado.
   Como formato de publicación no dista mucho de los álbumes de historietas, aunque en su sentido más estricto, puede definirse por los siguientes rasgos:

  • Formato de libro.
  • Un único autor y muy raramente un grupo de ellos.
  • Una única historia, extensa y con tendencia a la densidad.
  • Pretensiones temáticas de la Literatura con mayúscula, con recurso al subjetivismo autobiográfico, flash backs, diferentes tiempos narrativos, etc.
  • Destinada a un público maduro o adulto.

Además, en un sentido diacrónico, es un movimiento vanguardista del siglo XXI, heredero de la historieta alternativa y con difusión internacional, que abarca tanto cómic estadounidense (Charles Burns, Daniel Clowes, Gary Panter, Joe Sacco, Seth) como francófono (Guy Delisle, Marjane Satrapi) e incluso español (Paco Roca, Luis Durán...), israelí (Rutu Modan) y japonés (Jiro Taniguchi), cuya figura central es Chris Ware. Como tal, implica una revolución de las historias abordadas, más allá de la revolución gráfica producida desde los años 70. Puede considerarse, en este sentido, "como el último (hasta ahora) de los varios intentos hechos por el cómic de asaltar la fortaleza de la respetabilidad cultural".

La Wikipedia también advierte: "Con frecuencia la consideración de una historieta como novela gráfica se debe a motivos comerciales o de prestigio, quedando tal atribución como algo muy subjetivo."

En fin, a pesar de la ambigüedad del término, si podemos citar algunas obras consideradas como novelas gráficas, entre ellas:  la candiense Pyongyang, de Guy Delisle, 2004; la francesa Persépolis, de Marjane Satrapi, 2000; las estadounidenses Maus (1980), una biografía de un superviviente del Holocausto realizada por Art Spiegelman que ganó el Premio Pulitzer en 1992; las historietas de superhéroes Batman: The Dark Knight Returns, de Frank Miller y Watchmen, de Alan Moore/Dave Gibbons, ambas editadas por DC Comics en 1986.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios