lunes, 15 de agosto de 2016

Maigret en el banco


Una de las cosas buenas que tiene estudiar idiomas es que te permite entender cómo las mismas cosas pueden ser vistas desde distintas perspectivas en las diferentes lenguas.

Aprovecho este verano para leer algunas novelitas del inspector Maigret, del autor belga Georges Simenon, y me llama la atención el título de una de ellas que acabo de terminar:

Maigret et l'homme du banc.

La obra ha sido traducida al español como Maigret y el hombre del banco, claro. Sin embargo, en inglés su título es Maigret and the Man on the bench. Y es que la historia se refiere a un hombrecito que aparece muerto y que tenía la costumbre, no de trabajar en un banco, sino de sentarse en un banco público, desde donde se dedicaba a observar a la gente.

En inglés hay una palabra bank, para banco o establecimiento bancario, y otra, bench, que designa al banco público normalmente ubicado en un parque o calle pública. Sin embargo, en francés y en español la palabra es polisémico, pues puede designar las dos cosas.

Ciñéndonos al español, encontramos muchos significados para la palabra banco:

  • Banco de peces.
  • Banco de recursos.
  • Banco o establecimiento bancario.
  • Banco para sentarse.
  • Banco de sangre, de órganos, de semen...
  • Banco de arena.
  • Banco de niebla.
  • Banco de carpintero, etc.
En fin, que traducir es un ejercicio de inteligencia, algo que exige discriminación y talento, matiz, pesquis. Por eso los profes os insistimos tanto en que estudiéis idiomas. Y en que consultéis el diccionario.

Pues a la tarea. ¡Sus y a ello!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios