lunes, 12 de febrero de 2018

El mito de la Metro Goldwyn-Mayer

Todos conocemos cómo empiezan las películas de la Metro Goldwyn-Mayer: con el rugido de un majestuoso león, rodeado del logotipo engalanado de los estudios. Tanto el león como el rugido son reales, así que es natural empezar a pensar en cómo se las arreglaron para grabarlos. Y como siempre, eso es la gallina de los huevos de oro para los fakers.

La imagen que podéis ver arriba circula por las redes sociales: un león con todas las patas atadas, inyectado con lo que parece suero o quizás sedante y sujetado con correas de modo que su cabeza queda justo delante del logotipo en cartón-piedra. ¿Es así como tienen que grabar el rugido los de la MGM? No, claro que no. La imagen es completamente falsa, compuesta con Photoshop.

La imagen original de la que se ha obtenido la manipulación es esta, de un león sometido a un escáner clínico:

Comparando ambas, se nota perfectamente el más bien patoso trabajo de colocar el frontal de la MGM como si fuese un cartel. También es algo forzado el hecho de que se vea desde detrás, cuando no hay ninguna necesidad. Además, en una época en la que casi todo se graba ante un chroma verde, ¿qué necesidad habría de hacer esto?


En la fotografía original se entiende que el león esté atado y probablemente sedado: a ver cómo le explicas al rey de las fieras que se tiene que estar muy quieto y que esto es por su bien. En el fake aprovechan eso para generar debate, como denunciando lo que tiene que sufrir un león para rodar un simple logotipo. Y todos sabemos que debate en las redes sociales equivale a retuits y likes.
Así se grabó originalmente el logotipo de la MGM
                                                                                                      Leon Mgm

La realidad es, quizás, más sorprendente que cualquier fake. En la imagen superior podéis ver a trabajadores de la MGM grabando el rugido del segundo león que se usó para el logotipo, llamado Jackie, y que prestó su voz desde 1928 hasta 1956. Se plantaban delante del felino, adaptaban la jaula para optimizar la grabación y listo. Sólo se me ocurre una cosa: eran muy valientes. Aunque supongo que lo tenían todo preparado por si a Jackie le daba por hacer leonadas con los técnicos. La fotografía original de la imagen se vendió en eBay por 1226 dólares.

Hasta siete leones han pasado por el logotipo de la MGM, desde 1917 hasta nuestros días. Un vídeo en YouTube los repasa todos, y en los casos más antiguos se puede apreciar como el cuerpo del león no está ni siquiera atado:

                                             
El león actual se llama Leo, y lleva trabajando en los estudios desde 1957. Ya me gustaría llegar a mí a esa edad con ese aspecto, compartiendo focos con Sylvester Stallone:


Este vídeo también nos sirve como argumento: Leo está permanentemente vigilado por un cuidador, pero su actitud ante cámaras y personas no es ni mucho menos como para atarle cuando haya que grabar su rugido. Ya sabéis, cuidado con lo que compartáis y confirmad siempre las fuentes.