miércoles, 29 de junio de 2011

Loreena y san Juan de la Cruz

No podíamos cerrar las alusiones en este blog a la gran cantante canadiense Loreena McKenitt sin hablar de su devoción por nuestro poeta místico san Juan de la Cruz. Ella se inspiró en la lectura de sus poemas para su canción The Dark Night of the Soul (Noche Oscura del Alma). He aquí la letra

THE DARK NIGHT OF THE SOUL

Upon a darkened night
the flame of love was burning in my breast
And by a lantern bright
I fled my house while all in quiet rest.

Shrouded by the night
and by the secret star I quickly fled
The veil concealed my eyes
while all within lay quiet as the dead.

Oh night though was my guide
oh night more loving than the rising sun
Oh night that joined the lover
to the beloved one
transforming each of them into the other.

Upon that misty night
in secrecy, beyond such mortal sight,
Without a guide or light
than that which burned so deeply in my heart.

That fire t'was led me on
and shone more bright than of the midday sun
To where he waited still
it was a place where no one else could come.

Within my pounding heart
which kept itself entirely for him
He fell into his sleep
beneath the cedars all my love I gave.

From o'er the fortress walls
the wind would brush his hair against his brow
And with its smoothest hand
caressed my every sense it would allow.

I lost myself to him
and laid my face upon my lovers breast
And care and grief grew dim
as in the mornings mist became the light.
There they dimmed amongst the lilies fair.
there they dimmed amongst the lilies fair.


NOCHE OSCURA DEL ALMA


En una noche oscura 
la llama del amor ardía en mi pecho
Y por una luz brillante
Huí de mi casa, mientras todo los demás era silencio. 


Envuelto en la noche
y por la estrella secreta rápidamente huí
El velo oculta los ojos
mientras que todo quedó en un silencio mortal.


Oh noche, aunque era mi guía
oh noche más amorosa que el sol naciente
¡Oh noche que juntaste el amante
a la persona amada,
la transformación de cada uno de ellos en el otro!


En aquella noche brumosa
en secreto, más allá de la vista mortal
Sin otro guía ni luz
que el que quema tan profundamente en mi corazón.


Este fuego me llevó 
y brilló más brillante que el sol del mediodía
A donde Él todavía está
era un lugar donde nadie más podría venir.


Mi latiente corazón
que se mantiene completamente por él
cayó en su sueño
detrás de los cedros todo mi amor le di.


Desde aquellas fuertes murallas
el viento cepillaba su pelo contra su frente
Y con su suave mano
acariciaba todos mis sentidos.


Me perdí en él
y puse mi cara en el pecho de mi amante
Y el cuidado y el dolor se atenuaron
al igual que en la mañana la niebla se hizo luz.
Allí atenuado entre los lirios,
allí abandonado entre los lirios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios