miércoles, 12 de diciembre de 2012

"Rigoletto", una ópera de Verdi

"Rigoletto" es una de las óperas más famosas del repertorio operístico y una de las más conocidas de Verdi. Está inspirada en Le roi s'amuse, El rey se divierte, de Víctor Hugo. El libro es de Francesco Maria Piave, con el que Verdi trabajó en varias ocasiones.

Rigoletto es el bufón jorobado del duque de Mantua, un aristócrata donjuanesco y seductor que ha tenido mil aventuras y que ahora quiere seducir a Gilda, la hija secreta de Rigoletto. El bufón adora a su hija y odia al duque y, como estamos en el Romanticismo, pues todo son pasiones, sangre, vendettas...

El aria más famosa de la ópera es sin duda "La donna è mobile", "La mujer es mudable", en donde el duque se ríe de la volubilidad de las mujeres que cambian de opinión con facilidad. El prejuicio de la mujer-niña, tontita, incapaz de decidir con un criterio fundado, perpetua menor de edad... En fin, cosas de la literatura misógina.





La donna è mobile, qual piuma al vento,
muta d'accento, e di pensiero.
Sempre un amabile, leggiadro viso,
in pianto o in riso, è menzognero.
La donna è mobile, qual piuma al vento,
muta d'accento, e di pensier
e di pensier, e di pensier.
È sempre misero, chi a lei s'affida,
chi le confida, mal cauto il core!
Pur mai non sentesi felice appieno
chi su quel seno non liba amore!
La donna è mobile, qual piùma al vento,
muta d'accento e di pensier,
e di pensier, e di pensier!
La mujer es voluble, cual pluma al viento,
cambia de palabra y pensamiento.
Siempre su amable, hermoso rostro,
en llanto o risa, es engañoso.
La mujer es voluble, cual pluma al viento,
cambia de palabra y pensamiento.
y de pensamiento, y de pensamiento.
¡Siempre es desgraciado quien en ella confía,
quien le entrega, incauto el corazón!
¡Pero aun así, no se siente plenamente feliz
quien de su pecho no beba amor!
¡La mujer es voluble, cual pluma al viento,
cambia de palabra y pensamiento
y de pensamiento, y de pensamiento!

Y ahora, unos comentarios sobre el texto, que para eso somos de Lengua:

"La donna è mobile", La mujer es "móvil", "mudable", "voluble". En italiano, como veis, la "movilidad" lleva "b", con lo cual menos ligera será, pues en español la "v" le da ligereza, ingravidez. Sin embargo, en castellano conservamos una palabra donde se mantiene la "b", como en italiano, y que alude a la "movilidad" o "portabilidad" de las cosas: en el derecho hipotecario se habla de:

* los "bienes muebles", o mudables, y...
* los "bienes inmuebles", o "bienes raíces" que, obviamente, no se pueden mover: pisos, solares, fincas...

Así que, cuando hablamos de los "muebles" de una casa o habitación nos estamos refiriendo a cosas que se pueden mover: mesitas, armarios, camas, sillas... Y si "la donna è mobile"... ¡pues ya tenemos un trasto más en casa!

"La mujer es un mueble". ¡Vaya con el duque de Mantua!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios