domingo, 3 de marzo de 2013

La pieza teatral más breve del mundo

La obra teatral más breve del mundo es Breath, Respiración, del autor irlandés y premio Nobel Samuel Beckett. Un ejemplo ilustrativo de laconismo escénico. Cinco actos, no hay actores y la obra dura treinta segundos. Fue estrenada en Nueva York en 1969.


   "Se alza el telón sobre una oscuridad casi total: unos instantes de negro. De repente, una iluminación muy débil deja ver una especie de descampado cubierto de basuras y desechos diversos. La luz permanece fija durante cinco segundos de silencio.
   Se oye una breve fracción del vagido de un recién nacido, seguida de una inspiración humana amplificada, que dura diez segundos, durante los cuales la luz va aumentando progresivamente. El máximo de luz coincide con el final de la inspiración. Siguen luego cinco segundos de silencio y de iluminación estable.
   Se oye después una expiración amplificada que dura diez segundos, durante los cuales la luz va subiendo. El máximo de la luz coincide con el final de la expiración. La iluminación coincide con el final de la expiración y es seguida inmediatamente de una fracción de vagido idéntica a la anterior en longitud y volumen.
   Cinco segundos de silencio y luz fija. La iluminación débil se apaga de súbito. Tras unos instantes de oscuridad absoluta, cae el telón".

Texto en inglés

"Curtain.

1. Faint light on stage littered with miscellaneous rubbish.  Hold for about five seconds.

2.  Faint brief cry and immediately inspiration and slow increase of light together reaching maximum together in about ten seconds.  Silence and hold about five seconds.

3.  Expiration and slow decrease of light together reaching minimum together (light as in I) in about ten seconds and immediately cry as before. 

Silence and hold for about five seconds."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios