lunes, 21 de diciembre de 2015

Dulces navideños: mazapanes, pan de Cádiz, etc.

La Navidad no es solo época de canciones, villancicos, regalos... También es tiempo de comer dulces, y tenemos unas magníficas recetas tradicionales. Por ejemplo, el llamado pan de Cádiz. Esto dice la Wikipedia:

     "El pan de Cádiz es un dulce consistente en una masa de mazapán rellena de confitura. Suele ser típica la elaboración con yema de huevo y batata confitada, que posteriormente se hornea. Esta operación de horneado es la que le proporciona el nombre de pan. En Cádiz, es conocido también como turrón de Cádiz y es muy popular en las mesas navideñas."
Vamos, que el tal dulce se hornea como el pan y también tiene algo de mazapán. Palabra esta, por cierto, que en algún sitio debe tener relación con el pan, puesto que lo lleva incorporado en su última sílaba. Veámoslo otra vez con la Wikipedia:
     "El mazapán es un dulce cuyos ingredientes principales son almendras, patata y azúcar, en distinta proporción dependiendo de la receta.
     En España es un postre tradicional navideño, aunque en Toledo, lugar en el que la primera referencia escrita de este producto se remonta al año 1577, se consume todo el año. Hay muchas leyendas acerca de su origen (incluyendo un supuesto origen persa), pero lo más probable es que el mazapán sea de procedencia árabe. Así, el mazapán habría sido introducido en Europa bien desde el sur, con la invasión musulmana de la península Ibérica en el siglo VIII, o bien desde el este, a través de peregrinos y cruzados."
     Bueno, todo eso está muy bien: el mazapán es riquísimo, se hace con almendras y azúcar, son famosos los mazapanes de Toledo, son de origen árabe... Pero ¿y el pan, dónde está el pan? Sigamos leyendo y lo averiguaremos:
     "El origen de la palabra es discutido. Algunas fuentes señalan que el nombre del dulce procede de la península ibérica, del latín martius panis (pan de marzo). La Real Academia Española, por su parte, acude al árabe hispánico pičmáṭ, y éste del griego παξαμάδιον (pasamadión), bizcochito, [vocablo que] influido por masa y pan, o metátesis de pasamadión en masapadión, para explicar la etimología de mazapán."

       ¡Ah, vale, ahora ya está claro! Además, seguimos indagando un poco en Internet y encontramos más datos sobre el mazapán: resulta que, como producto hecho con almendra, azúcar y miel, forma parte de la cultura gastronómica mediterránea desde hace muchos siglos. Su extensión en España se debió, como hemos dicho, a la influencia árabe, concretamente a las terribles invasiones almohades, que asolaron numerosas tierras del sur castellano. La población cristiana corrió a refugiarse en Toledo, donde la presión demográfica y la falta de alimento produjeron una gran hambruna. Como la Iglesia era rica en tierras y productos de aquélla, se ve que había grandes reservas de almendras, provenientes de los Cigarrales Toledanos. Estas, mezcladas con azúcar, producían un alimento de gusto agradable y gran capacidad alimenticia, con el que se palió el hambre de la población.
   
     No está mal eso de "alimentar al hambriento" con mazapán.

     Y vamos a terminar esta sección gastronómica hablando de algo que no puede faltar en Navidad: el turrón. Volvemos de nuevo a la Wikipedia:
     "El turrón es una masa dulce obtenida por la cocción de miel (o azúcares) a la que se incorporan almendras peladas y tostadas. A dicha masa se le puede añadir, o no, clara de huevo para que emulsione. Dicha pasta es posteriormente amasada y tradicionalmente se le da forma final de tableta rectangular o torta. Los núcleos principales de producción en España se sitúan en las provincias de Alicante, Valencia y Lérida, y en menor medida en la provincia de Toledo y los municipios extremeños de Castuera y Garrovillas de Alconétar. La elaboración del turrón se concentra en las producciones de repostería tradicional de Jijona (Provincia de Alicante, Comunidad Valenciana), Casinos (Provincia de Valencia, Comunidad Valenciana) y Agramunt, Cataluña, se presenta en una variedad con las almendras a la vista (y que popularmente se le denomina turrón duro), o el turrón de Jijona que presenta las almendras molidas y es de apariencia pastosa (y que popularmente se le denomina turrón blando). (...) Ambas variedades forman parte de la gastronomía navideña española."
     Hay muchas variedades de turrón (de chocolate, de yema, de coco, de trufa...), pero las más conocidas son: el de Jijona (blando) y el de Alicante (duro). El turrón se conoce al menos desde el siglo XVI y es, como el mazapán, de origen árabe. Aunque al parecer la palabra deriva del latín torrere, tostar o secar al sol, o de terra, terrón.

     Y no seguimos "palabreando" porque nos entran ganas de "paladear". Dejamos para otra ocasión los sabrosísimos vocablos polvorón y mantecado, que también tienen mucho que ver con la Navidad.

     ¡Feliz rosco, digo Feliz Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios