lunes, 7 de diciembre de 2015

Nuevos géneros literarios-2: Otra vez la novela gráfica


En una entrada anterior hablábamos del género de la novela gráfica y, concretamente, de Maus, de Art Spigelman, una novela ganadora del premio Pulitzer 1992. (Puedes ver la entrada en el enlace: http://lenguavempace.blogspot.com.es/2015/11/los-nuevos-generos-literarios-la-novela.html).

Bien, pues ahora queremos hablar de otra novela gráfica, titulada Pyongyang (2003), del canadiense Guy Delisle. Una crítica feroz contra el régimen norcoreano de Kim Jong-Il, el más hermético del mundo, con un férreo control de prensa, de Internet, de las fotos que uno hace, de los libros que lee, de los desplazamientos que realiza... Un relato lleno también de sentido del humor, de aguda crítica social. La dictadura norcoreana se asemeja mucho a la descrita por George Orwell en 1984: "Big Brother te vigila".



Delisle se inspiró en su trabajo en SEK Studio como supervisor de series de animación para la televisión francesa TF1. Dibujó la obra en Etiopía, donde residió temporalmente mientras su esposa trabajaba en Médicos sin fronteras. En 2003 la editorial L'Association publicó su primera edición, y en España es distribuida por Astiberri.



La obra parte de la llegada de Guy Delisle a Corea del Norte, donde trabajará dos meses como supervisor de una serie de animación francesa en el SEK Studio de Piongyang. En la aduana del aeropuerto nacional le dejan pasar un discman con cedés de Aphex Twin y reggae, la novela 1984 de George Orwell y algunos regalos. Durante toda su estancia en la capital norcoreana, al autor le acompañan un guía y un traductor que están obligados a controlar sus movimientos. Delisle también se encontrará con otros extranjeros de paso por el país como él, por ejemplo unos colegas de profesión franceses que trabajan en la serie animada de Corto Maltés o trabajadores de organizaciones no gubernamentales.

Además de su experiencia en el trabajo, Delisle retrata sus visitas a sitios emblemáticos de la capital como la estatua de Kim Il-Sung, el metro de Piongyang, el Arco del Triunfo  o el Museo de Ocupación Imperial. El autor refleja su choque cultural con la sociedad norcoreana, y se muestra sorprendido por aspectos del régimen de Kim Jong-Il como la ausencia de discapacitados, la propaganda Juche o el comportamiento de la gente.


Si en su obra anterior, Shenzhen, reflejaba su incomprensión de la sociedad asiática y en concreto la china, ahora en Pyongyang vuelve a sus anécdotas sobre la incomunicación con los coreanos, su incapacidad de comprender sus costumbres o adoptar su estilo de vida. La obra se basa en las paradojas del régimen norcoreano, caracterizado por su hermetismo al extranjero y unas políticas totalitarias. La dictadura controla el comportamiento de sus ciudadanos desde la cuna. Y Delisle lo cuenta mezclando elementos de la historieta costumbrista, el libro de viaje y la autobiografía.

El autor compara Corea del Norte con el mundo de la novela de Orwell 1984, y narra su historia desde el punto de vista de un viajero, que durante un breve tiempo vive en una sociedad terriblemente cerrada.

Guy Delisle ha hecho muchos cómics, novelas gráficas y también animaciones, como esta de "Trois Petits Chats", donde va enlazando palabras por la última sílaba hasta llegar otra vez al principio:



Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios