sábado, 1 de abril de 2017

UN EJEMPLO A SEGUIR

Tengo la impresión de que, cada día, vamos perdiend,o poco a poco,  los derechos humanos por los que tantas personas han luchado a lo largo de la historia.

A raíz de esta crisis mundial, muchos países están votando a partidos extremistas, ya sean de izquierdas o de derechas, que utilizan la demagogia y el nacionalismo para captar votos.

Con ello, nos estamos volviendo racistas, intolerantes, egoístas  y echamos a perder valores por los que han luchado tantas personas a lo largo de la historia, como la integración, la diversidad, el respeto, la libertad.

Muchas veces, nos quejamos constantemente de los inmigrantes y,  de vez en cuando, oímos comentarios racistas como que los inmigrantes nos quitan el trabajo, se llevan todas las ayudas, deberían echarlos a su tierra, no soy racista pero no me mezclo con inmigrantes, etc.

Sin paramos a pensar en su situación personal, en qué motivos les  impulsaron a abandonar su país, en si realmente estamos haciendo lo posible por integrarlos en nuestra sociedad, qué dificultades tienen que superar una vez que llegan aquí…

Y no pensamos en todo esto porque, es más fácil justificarse diciendo que es imposible, que no podemos cambiar nada, que debemos aceptar las cosas tal y como son.

Pues bien, a mí me gusta creer que es posible cambiar las cosas y que podemos construir un mundo mejor; sin prejuicios, ni etiquetas, donde las personas sean juzgadas por su valía y no por su origen.

Aquí os dejo un vídeo, con la intención de que os haga reflexionar. Es el discurso, de  la mejor estudiante de una escuela estadounidense, que es de origen mexicano.

 En mi opinión, es un gran ejemplo de lucha y superación personal y demuestra que, si quieres conseguir algo, por muy difícil que sea, por muchas barreras y obstáculos que haya en tu camino y aunque nadie te apoye, con esfuerzo y perseverancia, puedes conseguirlo.

“Me dijeron que no podía, así que lo hice”
Y con esta frase acaba la estudiante su discurso.



3 comentarios:

  1. Excelente vídeo, Panoa. Y una entrada necesaria, que hace reflexionar. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. Me parece una muy buena entrada y super ideal para el momento que estamos viviendo con Estados Unidos. No hay que juzgar a las personas por la apariencia ni por pertenecer a un país o a otro. Por encima de todo, somos personas. Videos como estos son los que hacen reflexionar, BRAVO PATRI

    ResponderEliminar
  3. Cuántas veces nos olvidamos de lo que somos creyendo que somos una cultura, una religión, un jefe. Creemos que somos todo olvidando que somos personas. Sin duda alguna, la humanidad acaba donde empezamos las personas, pues no hay ser más odioso que el que no deja que sean.
    Entradas atrás veíamos cómo se detectaba el fascismo que, al fin y al cabo, es odio hecho rutina. Tanto como intenten reprimirnos habremos de reaccionar. Nada más lejos de la realidad: la igualdad es una lucha continua.
    Todos los países hemos sido en algún momento inmigrantes, todos hemos necesitado contar con Derechos, todos hemos necesitado que se nos reconozca, que se nos acepte, que se nos deje ser. Todos hemos necesitado y todos necesitamos ser libres. No nos equivoquemos, realmente nuestra libertad no acaba donde empieza la de otro; nuestra libertad acaba donde empiezan nuestros prejuicios.
    Excelente entrada, Panoa.
    Let it be.

    ResponderEliminar

Envía tus comentarios