martes, 14 de noviembre de 2017

Somos ese trébol que quería tener cuatro hojas y acabó con cinco.


No busques un trébol de cuatro hojas porque no vas a encontrarlo, 

y la suerte que va a darte es mucho menos del tiempo que has perdido buscando. Resultado de imagen de trebol de cuatro hojas

No intentes recuperar lo extinguido, lo hecho pedazos,

sería como intentar que respire un pez ahogado.


No me busques, no lo intentes. 

Somos ese trébol que quería tener cuatro hojas y acabó con cinco.

Y ese pez que, por querer aguantar demasiado fuera del agua, acabó ahogado.