viernes, 12 de abril de 2013

Del huevo de Juanelo al huevo de Colón

Al pobre don Cristóbal Colón, Christophorus Columbus en latín, descubridor del Nuevo Mundo, la historia le ha quitado el nombre de la tierra que descubrió. Resulta que se pensaba injustamente que el descubridor primero había sido Américo Vespucio, y de ahí el nombre de América, si bien al menos un país sudamericano se llama Colombia en recuerdo de don Cristóbal y a las culturas anteriores a la llegada de los españoles las llamamos precolombinas y no pre-americanas (pues americanas siguen siendo, aunque anteriores a Colón). De todas formas, no deja de ser un fastidio, pues el bueno de "don Colón" se ha perdido que algunos inventos lleven su nombre, por ejemplo la (chaqueta) americana, que debiera ser "cristobalina" o "colombina" o "colombiana" o "cristoforina". En fin...

Pero dejemos el fuero y vayamos al huevo. Al famoso huevo de Colón. Según se cuenta, discutíase en una reunión en la que estaba presente don Cristóbal si era posible poner en pie un huevo apoyándolo por su parte más estrecha. Todos decían que era imposible, tras muchos intentos fallidos, hasta que Colón cogió el huevo, lo chafó contra la mesa y dijo: "¡Hecho está!"

Pues hete aquí que, en realidad, parece ser que la anécdota se atribuye falsamente a don Cristóbal, pues en realidad debiéramos decir "el huevo de Juanelo". Por ejemplo, en El lindo don Diego, de Agustín Moreto, obra teatral del siglo XVII, dice el gracioso, Mosquito:

"Pues velo aquí ejecutado
como el huevo de Juanelo".

Y Calderón de la Barca, en La dama duende, escribe:

"¿El cuento, mi amiga, sabes
de aquel huevo de Juanelo
que los ingenios más grandes
trabajaron en hacer
que en un bufete de jaspe
se tuviera en pie, y Juanelo
con sólo llegar y darle
un golpecito lo tuvo?
Las grandes dificultades
hasta saberse lo son;
que sabido, todo es fácil".
Juanelo Turriano, alias "El chafahuevos", fue hombre de ingenio, a él se atribuye el artificio para subir el agua del Tajo a Toledo. Pero la patente del huevo se la ha quitado, para bien o para mal, el almirante Colón.

Así es como don Cristóbal perdió un continente, pero ganó un huevo. Que en esta vida no todo es perder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios