martes, 9 de abril de 2013

La "teoría del iceberg", de Hemingway


Ernest Hemingway, narrador norteamericano, premio Nobel de Literatura, formuló la famosa "teoría del iceberg" para explicar su estilo periodístico, directo, sugerente. La teoría dice más o menos que un texto literario ha de ser como un iceberg y no dejar asomar más de un tercio de su cuerpo, pues los dos tercios restantes han de contar con la imaginación del lector para manifestarse. Dicho de otro modo: lo que asoma debe contar con eficacia y, además, sugerir lo que hay debajo.

En cuanto a la manera de narrar o de describir, en Hemingway los detalles se igualan y un tenedor es tan importante como una mirada; en apariencia, todos los elementos parecen manifestarse con el mismo grado de importancia, pero es justamente esa igualdad la que crea la magia, la sugerencia expresiva.

En cuanto a los diálogos, la técnica es la misma, pero con un fraseo ágil y corto por lo general. El resultado es arrebatador: ver al leer cómo fluye lo que está oculto bajo la superficie de un relato de apariencia sencilla , ver cómo la insinuación se convierte en arte. Todo esto se aprecia, por ejemplo, en esa obrita maestra que es El viejo y el mar (The Old Man and the Sea).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios