sábado, 29 de octubre de 2016

Flandes y la literatura

Flandes aparece en varias obras literarias españolas y extranjeras.
  • Por ejemplo, en la obra teatral de Eduardo Marquina En Flandes se ha puesto el sol, que hace alusión a la frase imperial española que declaraba que en nuestro Imperio "nunca se ponía el sol", puesto que era tan extenso que, cuando amanecía en un lugar, oscurecía en otro, y viceversa.
  • También en la obra de Arturo Pérez Reverte La tabla de Flandes, de la que se ha hecho película.
  • Hace unos años, fue muy famoso el anime japonés Patrash, el perro de Flandes, de 1975, realizado con la misma estética de Heidi (1974) y Marco (1976).  La serie de animación se basaba en la novela A Dog of Flanders (Un perro de Flandes), de Marie Louise de la Ramée., una escritora para niños que firmaba también con el seudónimo Ouida. La serie fue emitida en España, varias veces, en Televisión Española, Antena 3 y Tele5. La serie tiene más de 50 capítulos y transcurre en lugares típicos flamencos, como Amberes, los mercados, un molino... Fue también adaptada al cine en varias ocasiones, la última en 1999, con John Voigt, el padre de Angeline Jolie, como protagonista. El argumento es el siguiente: El pequeño Nicolás es un muchacho de familia pobre, pero alegre. Sus padres han muerto y por esa razón trabaja vendiendo leche con su abuelo. Su abuelo no goza de buena salud y por eso  él solo lleva a cabo la labor, mientras su abuelo descansa. Un día su mejor amiga, la dulce Marta le pide a Nicolás que le traiga algunos caramelos de fresa del mercado en el pueblo y es así como Nicolás se encuentra con el desdichado perro Patrash, víctima del abuso de su cruel amo. Nicolás se compadece por el perro y se lo lleva con él; ahí empieza una gran amistad entre el muchacho y el perro. Patrash le está muy agradecido y le sirve en el trabajo tirando del carro de la leche. Los problemas vienen más adelante cuando el dinero empieza a hacer más falta; Nicolás ha de pensar en su futuro y en cómo cuidar de su abuelo. Así descubre su gran talento por el arte y la pintura; sueña con ser pintor, pero desgraciadamente, no muchos creen que eso sea un porvenir.
  • También tenemos el dicho "poner una pica en Flandes". El origen de la expresión cabe buscarlo en el nombre que recibía la lanza larga, compuesta generalmente de un asta con hierro pequeño y agudo en el extremo superior, característica de la infantería española de los siglos XVI y XVII. Esta arma, conocida y empleada ya por griegos y romanos, se volvió a introducir en los ejércitos europeos a finales de la Edad Media, y fue posteriormente adoptada por las tropas francesas e inglesas en los siglos XV y XVI, y también por las tropas españolas un poco más tarde. En España, su uso fue intenso, hasta el punto de que las tropas españolas las sacaron gran partido de ella, sobre todo en las campañas de los tercios en Flandes, territorio que estuvo bajo soberanía hispánica desde mediados del siglo XVI hasta principios del XVIII. También la expresión alude a lo difícil que era encontrar reclutas que quisieran alistarse para ir a los tercios. Es decir, "poner una pica en Flandes" significa conseguir algo difícil, dificultoso.
  • En 1516, hace ahora 500 años, Tomás Moro publicó Utopía  en Lovaina. Flandes celebra este hito histórico con una gran exposición en le M-Museum de Lovaina.
  • En 2016 también se ha reabierto el Museo Plantin-Moretus, con las imprentas más antiguas del mundo. Cristóbal Plantino y la familia Moretus, los primeros impresores a escala industrial. En el museo se puede visitar su casa, taller, jardín, biblioteca... Es un museo único, reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una joya en el corazón de Amberes
  • Los libros no sólo contienen literatura. El Museo Mercator de Sint-Niklaas está dedicado la cartografía. Gerardus Mercator, nacido en Flandes en 1512, fue un gran cartógrafo, inventor de la proyección Mercator que lleva su nombre y que hasta hoy se sigue utilizando en el mundo entero. Los extraordinarios globos terráqueo y celeste, son los estandartes del museo, junto a una serie de mapas y atlas entre los que se encuentra su edición Ptolomeo de 1584. Animaciones por ordenador, cortos y pantallas interactivas se encargan de dar un toque contemporáneo al museo.
  • En Bruselas, está la casa internacional de la literatura Passa Porta, perfecta para lectores, autores, traductores y curiosos. Hay libros en diversos idiomas, se organizan  encuentros con autores, clubes del libro, talleres, etc. Webhttp://www.passaporta.be/home/
  • Para los amantes del cómic, Bruselas tiene el Museo del cómic, Louvaine-la-Neuve el museo Hergé y las calles bruselenses están decoradas con murales alusivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios