lunes, 13 de diciembre de 2010

La alegoría. Un ejemplo con música

La alegoría se define como una metáfora continuada. Es un decir indirecto: el texto dice una cosa, pero simbólicamente significa otra. Este procedimiento, usado de antiguo en la literatura (desde el primer poeta castellano de nombre conocido, Gonzalo de Berceo) no es privativo de la poesía, también la canción lo utiliza (al fin, lírica y música tienen un mismo origen).


En la canción del compositor De Curtis, que ofrecemos aquí en su texto original en italiano y en traducción al español, "Non ti scordar di me", se habla de una golondrina que se va y se olvida de su dueño, quien dolorido la echa de menos y le recuerda que su corazón siempre será un nido para ella. Indirectamente, podemos entender que se trata de un llanto de enamorado por la partida-separación-ruptura con su amada. Es decir, el viejo tópico del dolor de amor, que aparece en las jarchas, las cantigas de amigo...

He aquí la letra:
 
Non ti scordar di me

Partirono le rondini
nel mio paese freddo e senza sole
cercando primavere di viole
nidi d’amore e di felicità.
La mia piccola rondine partì
senza lasciarmi un bacio
senza un addio partì.
Non ti scordar di me
la vita mia è legata a te
io t’amo sempre più
nel sogno mio rimani tu.
Non ti scordar di me
la vita mia è legata a te
c’è sempre un nido
nel mio cuor per te
non ti scordar di me.

No te olvides de mí
Partirán las golondrinas
de mi pueblo frío y sin sol,
en busca de una primavera de violetas,
nidos de amor y de felicidad.
Mi pequeña golondrina se ha ido,
sin dejarme un beso,
sin decirme adiós.
No te olvides de mí,
mi vida está unida a la tuya.
Yo te amo siempre más y más,
sigues presente en mis sueños.
No te olvides de mí,
mi vida está unida a la tuya.
Siempre hay un nido
para ti en mi corazón,
¡no te olvides de mí!

Y ahora el vídeo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios