martes, 25 de agosto de 2015

Flandes en el Quijote

En 2015 celebramos el IV centenario de la edición de la segunda parte del Quijote (1615-2015) y resulta que también es posible establecer algunos vínculos entre la obra maestra cervantina y Flandes. Tomamos esta información de la web de la Oficina de Turismo de Flandes:
Que el Quijote cite a Flandes muestra que los Países Bajos estaban muy presentes en la sociedad española del siglo XVII, como parte del Imperio español. Son los dichos que se dedicaban a estas tierras, y que Cervantes recogió en su célebre novela:
«Juro en mi ánima que ella es una chapada moza y que puede pasar por los bancos de Flandes».
El sentido de la expresión podría hacer alusión a la valentía de la mujer (en referencia a los bajíos que se acercaban a las costas flamencas), a su riqueza (las casas de crédito flamencas eran acreedoras de la corona española), o a su condición de casadera (las camas se hacían con pino de Flandes, variedad habitual en los bosques de Castilla).
En otro momento, D. Quijote habla sobre Clavileño, «que parecía figura de un tapiz flamenco». Las tapicerías flamencas de la época eran bien conocidas por su multitud de detalles, entre los que había figuras burlescas.
See more at: http://www.flandes.net/descubre-flandes/stories/flandes-en-el-quijote.jsp#sthash.txQFTt4C.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios