martes, 19 de enero de 2016

¿Por qué llamamos "rusa" a la "montaña rusa"?


Las montañas rusas reciben este nombre porque las inventó una mujer de esta nacionalidad. Fue la emperatriz Catalina la Grande (1729-1796), esposa del zar Pedro III, quien, para no aburrirse, se lanzaba por la ladera de una montaña subida en un cajón de madera, a modo de trineo en invierno y con ruedas en verano.

Este modo de diversión se fue extendiendo en Rusia en forma de trineos que descendían a gran velocidad por toboganes de madera, y, después, en Francia, donde agregaron los carros de tren a vías en desuso. Hasta que, en 1884, el americano Marcus A. Thompson construyó el parque de atracciones de Nueva York con una versión mecánica de este divertimento real. La atracción consistía en dos vías paralelas sobre un plano inclinado por el que discurría una vagoneta con pasajeros, que se arrastraba manualmente hasta el punto más alto para luego soltarla.

En Estados Unidos se llama Roller coaster a las montañas rusas y son atracciones muy populares
diseñadas para ferias, parques de atracciones y parques temáticos. En esencia es un sistema de rieles, que forman una pista o (vía) (o varias) que sube y baja en circuitos diseñados específicamente, algunas veces con una o varias inversiones gravitatorias, la más conocida de las cuales es el rizo) que deja al viajero cabezabajo brevemente. La pista no necesariamente tiene un circuito completo Cuando el circuito de la montaña rusa está abierto, entonces se llama "shuttle", aunque algunos puristas insisten en que no es una verdadera montaña rusa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios