sábado, 24 de noviembre de 2012

"Il trovatore", de Verdi-4. Azucena canta "Stride la vampa"


Esta es un aria patética de “Il Trovatore” (1853): “Stride la vampa” (La llama se agita), del principio del segundo acto, justo después del famosísimo y conocidísimo “Coro del yunque” donde el coro canta “Chi del gitano i giorni abella? La zingarella” (¿Quién embellece los días del gitano?¡La gitanilla!).
Para esta ópera, Verdi y su libretista se sirvieron del drama romántico El trovador (1835), de Antonio García Gutiérrez, como ya comentamos en post anteriores.
En este pasaje, Azucena mira alucinada las llamas de una hoguera del campamento gitano en Vizcaya. Con la mirada perdida, rememora otra hoguera en la que fue quemada por hechicera su madre. Manrico, el trovador, está a punto de saber la terrible verdad: él no es hijo de la gitana, sino del cruel conde. Pero sobre todo va a asumir el auténtico leit-motiv de la ópera: la venganza.


AZUCENA
Stride la vampa!
La folla indomita corre a quel
fuoco lieta in sembianza;
urli di gioia intorno echeggiano:
Cinta di sgherri
donna s’avanza!
Sinistra splende
sui volti orribili
la tetra fiamma
che s’alza al ciel!
Stride la vampa!
Giunge la vittima
nero vestita,
discinta e scalza!
Grido feroce di morte levasi;
l’eco il ripete
di balza in balza!
Sinistra splende
sui volti orribili
la tetra fiamma
che s’alza al ciel!
¡Flamean las llamas!
¡La muchedumbre indómita
corre hacia el fuego!
Con alegre semblante
alaridos de gozo
por doquier se escuchan.
Rodeada de esbirros
una mujer avanza.
Siniestra ilumina,
sus rostros horribles,
la tétrica llama
que se alza al cielo.
¡Flamean las llamas!
Llega la víctima de negro vestida,
desceñida y descalza.
Grito feroz de muerte se eleva.
El eco lo repite de roca en roca.
Siniestra ilumina
sus rostros horribles
la tétrica llama
que se alza al cielo.
POST REELABORADO A PARTIR DE: http://blogs.ideal.es/rigolettobloguero/2009/01/23/stride-vampa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Envía tus comentarios