lunes, 12 de febrero de 2024

"Bring me little water, Sylvie". Una canción con historia

 "Bring me little water, Sylvie" es una  famosa  canción que forma parte del repertorio de muchos coros.  Es el canto de un esclavo negro que trabaja sudoroso en los campos en plena canícula y le pide a su esposa Sylvie que le alcance un poco de agua. Ella le contesta que lo hará en cuanto pueda.

     La primera interpretación conocida de esta canción se remonta a 1936, al autor estadounidense Huddie Ledbetter, conocido como Leadbelly o Lead Belly, quien pasó gran parte de su vida en la cárcel, acusado de delitos de robo y sangre. Allí fue descubierto por los Lomax, pioneros en la difusión de las nuevas músicas afroamericanas, con su crudo sonido dolorido, acorde a los tiempos y vivencias de los esclavos. Cuando Leadbelly consiguió la libertad, los Lomax lo ayudaron a triunfar. Pronto se hizo famoso y llegó a influir en artistas como Woody Guthrie, Pete Seeger, The Beatles y Bob Dylan.

     No se sabe muy bien si Leadbelley compuso directamente la canción o si se inspiró en algún tema tradicional de los campos de algodón. Él mismo solía decir en sus conciertos que la canción era sobre su tío Bob Ledbetter, quien, cuando tenía sed, pedía a su esposa que le trajera agua.

     Aunque se suele cantar una versión abreviada de la letra de la canción, vamos a transcribirla aquí con las variaciones más habituales que suelen incluirse en las diferentes interpretaciones (y su traducción aproximada al español).

     --Sylvie, Sylvie.

     Bring me little water, Sylvie.

Bring me little water now.

Bring me little water, Sylvie,

every little once in a while.

     Bring me little water, Sylvie.

Bring me little water now.

Bring me little water, Sylvie,

every little once in a while.

     Sylvie, Sylvie.

     I'm so hot'n dry.

     Sylvie, Sylvie.

     Can't ya hear, can't ya hear me cryin'?

     Bring me little water, Sylvie.

Bring me little water now.

Bring me little water, Sylvie,

every little once in a while.

     Sylvie, come a running

bucket in her/my hand.

     --I will bring you a little water

fast as I can.

     --Sylvie, Sylvie.

     I'm so hot'n dry.

     Sylvie, Sylvie.

     A little drink of water wouldn't satisfy me.

     Don't you see me coming?

Don't you see me, now?

Don't you see me coming?

Every little once in a while.

     Bring it in the bucket, Sylvie.

Bring it in the bucket now.

Bring it in the bucket, Sylvie,

every little once in a while.

     Bring me little water, Sylvie.

Bring me a little water now.

Bring me a little water, Sylvie,

every little once in a while.

TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL

     --Sylvie, Sylvie.

     Tráeme un poco de agua, Sylvie.

Tráeme un poco de agua ahora.

Tráeme un poco de agua, Sylvie,

de vez en cuando.

     Tráeme un poco de agua, Sylvie.

Tráeme un poco de agua ahora.

Tráeme un poco de agua, Sylvie,

de vez en cuando.

     Sylvie, Sylvie.

     Tengo tanto calor y estoy tan seco.

     Sylvie, Sylvie.

     Un poquito de agua,  ¡me gustaría tanto! 

     ¿No puedes oírme, no puedes oír mis gritos?

     Tráeme un poco de agua, Sylvie.

Tráeme un poco de agua ahora.

Tráeme un poco de agua, Sylvie,

de vez en cuando.

     Sylvie, ven con un

cubo en la mano.

     --Te traeré un poco de agua

tan rápido como pueda.

     --Sylvie, Sylvie.

     ¡Tengo tanto calor y estoy tan sediento!

     Sylvie, Sylvie.

     Un traguito de agua ¡no me satisfaría ni nada!

     ¿No me ves venir?

¿No me ves?

¿No me ves venir?

De vez en cuando.

     Métela en el cubo, Sylvie.

Ponla en el balde ahora.

Ponla en el cubo, Sylvie,

de vez en cuando.

     Tráeme un poco de agua, Sylvie.

Tráeme un poco de agua ahora.

Tráeme un poco de agua, Sylvie,

de vez en cuando.

Versión original de Lead Belly

Versión para coro (con coreografía)


PAUTAS PARA EL COMENTARIO
  • Las canciones afroamericanas son canciones de trabajo y lamento. La repetición del estribillo sirve para insistir en la idea principal: la sed que pasa el trabajador, el calor que hace en los campos, la dureza de la vida del esclavo.
  • La estructura dialógica de la canción: el hombre pide y la mujer responde. Hay una idea de cooperación, pero parece que ella solo podrá acercarse cuando pueda, cuando tenga tiempo. Se intuye detrás una estructura de opresión: el master (amo), los capataces, no les permiten ninguna relajación, los esclavos solo pueden ayudarse a escondidas.
  • La filosofía de lo concreto que representa la canción. El día a día del esclavo es tan duro que en su vida no hay divagaciones filosóficas, las canciones hablan de las cosas cotidianas, el dolor, la dureza de la vida, la crueldad, la sed, el hambre, la falta de libertad...
  • Las diferencias de acento entre el inglés británico y el inglés americano. Por ejemplo la "t" rotada (rotacismo) (little water). La presencia de lo coloquial (Can't ya hear, can't ya hear me cryin'?). El esclavo, privado de todo, aculturizado, se expresa como puede, en un nivel de lengua nada académico. Lo mismo ocurría en la Antigüedad, había grandes diferencias entre el latín culto y el latín vulgar (del que derivan las lenguas romances).
  • Los partitivos y la expresión de la cantidad, los nombres contables e incontables. Por ejemplo, "a little water", "some water", "a little bit of water", "a bit of water", "a pinch of salt", "a glass of wine", "a bottle of wishky", "un montón de...", "una pizca de...", "un tipo de...", "una clase de..."
  • La función terapéutica de la música: podemos comentar refranes como "Quien canta sus males espanta". Podríamos también hablar de esa necesidad sanadora del canto como un universal humano. Por ejemplo, en Literatura, cuando hablamos de los focos de lírica peninsular en la Edad Media, al hablar de la lírica en castellano siempre se citan las canciones de laboreo, de siega y siembra... La música siempre ha ayudado a la humanidad, es el gran conjuro contra la soledad, las cargas pesadas de la vida, la tiranía... Musicoterapia para la vida. La música no solo hace crecer a las plantas o amansar a las fieras, también ayuda a las personas. Somos seres rítmicos.

MÁS INFORMACIÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Envía tus comentarios